La industria de la automoción busca reducir los tiempos de recarga del vehículo eléctrico

Los fabricantes de coches eléctricos trabajan en desarrollar coches más eficientes y de más rápida recarga. 

Una de las principales desventajas de los coches eléctricos frente a los coches de combustión era el tiempo de recarga y su reducida autonomía que lo hacían poco viable para el mercado de masas. Sin embargo, los fabricantes de coches eléctricos han hecho grandes inversiones para acabar con este problema y desarrollar modelos más eficientes.

El tiempo de recarga se aproximará cada vez más al llenado del tanque del combustible

No obstante, aunque el tiempo de recarga es cada vez menor y las autonomías mayores, las estaciones de recarga no suelen ofrecer potencias suficientes como para cargar el coche en pocos minutos.

Redes como los Supercargadores de Tesla o Ionity al margen, muchos puntos de recarga apenas ofrecen 50kW de potencia máxima. Otros tan sólo ofrecen carga lenta en corriente alterna. También existen zonas masificadas en las cuales no existen suficientes cargadores, por lo que el tiempo de espera aumenta aún más. Además, cuanta más potencia tiene el cargador más cara es su instalación.

Esto es un problema que preocupa a los fabricantes de vehículos eléctricos que temen por las ventas de sus coches. Por ello, ya están trabajando en ofrecer tiempos de recarga que se aproximen al llenado del tanque del combustible.

En el mercado ya existen algunos modelos como el Tesla Model 3, Hyundai IONIQ 5, Audi e-Tron GT, Mercedes EQS o Porsche Taycan, que son capaces de cargar a un ritmo vertiginoso de 10 minutos, con potencias de más de 200kW. Lo que lleva a la industria de los coches eléctricos a batir récord en tiempos de recarga.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad