La falta de una red de infraestructura de recarga, la principal traba para los compradores interesados en el vehículo eléctrico 

Es un dato obtenido del VIII Estudio ‘Españoles ante la Nueva Movilidad’ realizado por Fundación Pons y Autofácil.es. 

Este mismo estudio desveló que cuatro de cada diez españoles no son capaces de diferenciar entre un vehículo eléctrico y un híbrido. Ahora, nos muestra la situación del coche eléctrico en nuestro país. Entre las principales trabas que frenan la expansión del eléctrico, se destaca la falta de una red de infraestructura de recarga.  

Como resultado de lo anterior, Fundación Pons y Autofácil apuntan a que solo el 10% de los futuros compradores ven al vehículo eléctrico como una alternativa real. El 69% de los encuestados señalan que para que haya una generalización de este tipo de vehículos se deben de ampliar los puntos de carga rápida en las principales carreteras. 

A este aspecto a mejorar le siguen otros como la falta de subvenciones a la hora de instalar un punto de carga privado o de garaje comunitario (58%). Tras las infraestructuras de recarga, aparece el precio como otro de los grandes puntos a mejorar para la verdadera generalización del eléctrico. 

El 47% de los encuestados del estudio cree que se debe aplicar un IVA superreducido a estos vehículos. Mientras tanto, un 40% piensa que es vital reducir el precio de los coches eléctricos para su expansión entre la sociedad. También hay otros medidas aportadas por los encuestados como la tarifa plana de consumo eléctrico (42%) o las ayudas directas a la compra (16%). 

Crece el interés por probar un eléctrico aunque dominan los híbridos

A pesar de los datos anteriores, el interés por probar un vehículo eléctrico sigue aumentando. Según el estudio, se sitúa ya en el 76% de los encuestados. Cerca de quien lidera el ránking: el vehículo híbrido con un 78%. Y es que, también se vislumbra que el 40% de los encuestados que desea adquirir un coche antes de un año reconoce estar interesado especialmente en la tecnología híbrida. 

Tal vez, para lograr igualar a la tecnología híbrida, el eléctrico debería de trabajar la autonomía. En este aspecto, los encuestados apuestan por una autonomía ideal de entre 100 y 200 kilómetros para cubrir sus necesidades del día a día (26%). Aún así, el 35% de los encuestados no pagaría más por un eléctrico frente a un gasolina o diésel. 

comparte...