La economía circular: oportunidades para los concesionarios y el sector del automóvil

Recientemente, Faconauto se ha unido a la iniciativa Economía Circular en Acción para impulsar este modelo de producción y consumo en nuestro país.

Cada vez más se escucha hablar de términos como “economía circular”. Sin duda, las nuevas formas de producción y consumo seguirán ganando terreno con el paso del tiempo. Pero, ¿qué es realmente la economía circular? ¿Qué oportunidades abre a los concesionarios y al sector del automóvil? ¿Existe algún ejemplo real?

La economía circular es un modelo de producción y consumo que va directamente asociado a términos como compartir, reutilizar, renovar, reciclar… El objetivo no es otro que extender el ciclo de vida de los productos. Su implementación en sectores clave de la economía como la industria, la movilidad o la alimentación es necesaria por dos razones: el aumento de la demanda de materias primas y la escasez de recursos. 

Aplicado al sector del automóvil y los concesionarios, estos nuevos modelos productivos traen consigo diferentes ventajas:

  • Reducción de los costes. La reutilización de materiales permite a las entidades reducir los costes de cualquier proceso productivo o de trabajo. 
  • Mejora el compromiso de los concesionarios con el medioambiente.
  • La adaptación de sus procesos ayuda a avanzar en cuanto a digitalización.
  • Enfoque colaborativo y desarrollo de habilidades y formación.

Ejemplos reales de aplicación de la economía circular en el sector de la automoción

Recientemente, Faconauto se ha unido a la iniciativa Economía Circular en Acción para potenciar este modelo como palanca de reconstrucción nacional para la economía española, y con la transición ecológica como marco general de actuación.

Como ejemplo de aplicación más evidente, está Ecoredes,  el primer proyecto de economía circular impulsado desde los concesionarios. La red de concesionarios oficiales en España invierte 600.000 euros anuales en la gestión y tratamiento de sus residuos. Al implementar una red de colaboración, en el marco de Ecoredes, se puede evitar la generación de 850.000 toneladas de “chatarra”.

comparte...