La crisis de los semiconductores en cifras: así está afectando a la automoción

Según un estudio de la consultora AlixPartners, las pérdidas relacionadas con la escasez de chips superarán los 90.000 millones de euros en el sector de la automoción.

El mundo entero está pendiente sobre la escasez global de chips. Con una digitalización incipiente, la demanda de semiconductores ha ido aumentando hasta superar la capacidad de suministro. A día de hoy, la falta de estos chips ya están provocando consecuencias directas en muchos sectores, uno de ellos es en la automoción. De hecho, se han conocido las primeras cifras que ponen de relieve cuál es la dimensión del problema. 

A comienzos de año ya se pronosticaba que la crisis generaría pérdidas en la industria mundial del automóvil. Se preveían unos 60.000 millones de euros. Sin embargo, un estudio realizado por la consultora AlixPartners, ha actualizado los datos e indica que la escasez de chips ya ha hecho perder al sector unos 90.000 millones de euros. 

Esta pérdida de dinero va directamente relacionada con la capacidad de producción. Si en enero se proyectaba que se fabricarían 2,2 millones de vehículos menos de lo previsto, ahora esa cifra se ha disparado hasta casi los 4 millones. La escasez de oferta se está traduciendo en un aumento de los precios y un mayor peso del mercado de vehículos de ocasión. 

El problema es tal que algunos importantes fabricantes de automóviles como Ford, General Motors, Volkswagen, Toyota y Daimler, ya están paralizando su actividad en muchas fábricas. Lo más negativo es que se sigue sin ver un final a esta escasez y se estima que la automoción tendrá que convivir con este problema durante algún tiempo más. 

A más tecnología, mayor número de chips

“En la actualidad, un automóvil típico tiene hasta 1.400 chips”, explica Stephen Dyer, director general de AlixPartners en Shanghai. “Y ese número solo aumentará a medida que la industria continúe avanzando hacia los vehículos eléctricos y, a largo plazo, hacia los coches autónomos. Por lo tanto, la escasez de chips es un problema crítico para el sector del automóvil a nivel mundial «.

En la actualidad, el mercado mundial de chips depende casi en su totalidad de Asia. Con esta crisis, Estados Unidos y otros países han decidido ponerse manos a la obra para hacer frente a la demanda aunque aún no logran satisfacerla de forma completa. El origen de este problema radica en la pandemia, ya que provocó parones en los suministros; y en las guerras comerciales entre China y Estados Unidos.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad