La cancelación de contratos deja desprotegidos a los concesionarios

El anuncio de la cancelación de los contratos que el fabricante Opel mantiene con su red de distribución en Europa, incluida la española, vuelve a dejar a los concesionarios desprotegidos y en situación de inseguridad jurídica en opinión de la patronal sectorial, Faconauto.

Para Faconauto, la reestructuración de las redes mediante la cancelación masiva y unilateral de los contratos, como va a ocurrir en el caso de Opel y como ya ha ocurrido con otras marcas, supone que los fabricantes adquieren una posición de fuerza a la hora de negociar los nuevos contratos con sus concesionarios, obviando sus derechos adquiridos, en muchos casos después de décadas representando a la marca ante sus clientes, y reduciendo la competencia intra marca.

Al respecto, la organización ha pedido que Opel aclare cuanto antes el papel que jugará su red en la comercialización de sus productos y recuerda el esfuerzo tecnológico y en formación que están haciendo los concesionarios para impulsar las ventas, satisfacer al cliente y atender las demandas cambiantes de los consumidores actuales.

Asimismo, la patronal ha mostrado su preocupación por que la reestructuración, comunicada por Opel con un preaviso de dos años, conlleve el cese de la actividad de parte de los 110 concesionarios que forman actualmente su red en nuestro país, con el daño que ello causaría sobre el tejido empresarial y sobre el empleo.  

Marco regulatorio

Faconauto cree urgente que el sector de la distribución y reparación de vehículos, por su nivel de inversiones y por el peso que tiene en la economía y el empleo en nuestro país, disponga de un marco normativo que dé seguridad jurídica a los concesionarios que están operativos y, especialmente, que se prevea una transición ordenada para los que cesen su actividad por decisión unilateral de la marca. 

“Las relaciones marca-concesionario siguen en un limbo legal del que hay que salir ya. Faconauto está redoblando el diálogo con fabricantes, Gobierno y partidos políticos para impulsar un consenso en este tema, pero esto se tiene que traducir en un marco de seguridad. No puede ser que, cuando el fabricante decida que ya no cuenta con un concesionario, el empresario no tenga una salida digna de su negocio. El anuncio que ahora hace Opel nos preocupa y confirma esta necesidad, por ello estaremos vigilantes para que los concesionarios no pierdan sus derechos y sigan operativos dentro de dos años”, ha dicho el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

Faconauto es la patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas automovilísticas presentes en el mercado español. Representa los intereses de 2.087 concesionarios de turismos y de los que dependen aproximadamente las 1.490 empresas del segundo nivel de distribución (agencias y servicios oficiales), lo que totaliza más de 3.577 pymes de automoción. Estas empresas generan 162.434 empleos directos y una facturación de 32.145 millones.

comparte...