La caída del diésel en 2020: la evolución de sus ventas y su futuro en el sector

Este tipo de combustión interna ha experimentado una bajada importante en los últimos años a pesar de sus avances tecnológicos en materia medioambiental. 

La situación del diésel en nuestro país ha cambiado mucho y en muy poco tiempo. El diésel ha pasado de ser la combustión predominante, a ver cómo su importancia desciende año tras año. En 2020, la caída del diésel ha vuelto a ser intensa, especialmente en algunas comunidades autónomas. Pero, ¿cuál ha sido la evolución de sus ventas? ¿Qué futuro tiene en el sector de la automoción?

Durante el pasado año, y según datos recopilados en la última Memoria Faconauto, el diésel cayó más de un 32,65% con respecto a 2019. Se contabilizaron únicamente 237.681 unidades vendidas. Sin embargo, el descenso no ha sido igual en todas las comunidades autónomas. Ha habido regiones donde el descenso ha sido especialmente negativo. 

Es el caso de Baleares donde la reducción respecto al año anterior ha sido superior al 40%. Le siguen otras comunidades como Canarias con un descenso de casi el 40% y Cataluña y Navarra con caídas cercanas al 32%. En el lado contrario, las zonas donde menos sufre el diésel son Madrid (-15,95%) y Castilla La Mancha (-18,57%). 

Como contexto, los datos en relación al diésel en 2016, solo 4 años atrás, eran muy distintos. En ese entonces, esta combustión crecía un 0,2% y era la favorita para los españoles. En total, se vendían 650.728 unidades, casi un 50% más que en la actualidad. Desde entonces, y tras diferentes declaraciones políticas en contra del diésel, el descenso ha sido continuado y cada vez más pronunciado. En 2017 se vendieron 596.718; en 2018, 513.963 y así hasta llegar a los 237.681 de la actualidad. 

Una tendencia europea

Estas tendencias se mantendrán en los próximos años no solo en España sino también en Europa. En los próximos 5 años, tanto Dinamarca como Finlandia, Rumanía y Hungría ven claro un descenso paulatino de esta motorización. Francia, por su parte, ve un descenso más marcado. La postura más separada a la de otros países es la de Austria que favorecerá el incremento de las matriculaciones de gasóleo para tratar de cumplir así los objetivos medioambientales. 

“Se están queriendo acelerar los procesos sin que ni la tecnología ni los compradores estén preparados. Los ambiciosos límites establecidos por la UE son un intento de acelerar la llegada de una movilidad descarbonizada, objetivo que compartimos en el fondo, pero no en la forma”, indicaba Gerardo Pérez, presidente de Faconauto.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad