Iberdrola y Volvo Car España acuerdan impulsar juntos la electromovilidad en España

La energética se convierte en proveedor de la solución de recarga para la gama Recharge en España, tanto de vehículos eléctricos de la marca como híbridos enchufables. 

Iberdrola, socio estratégico de Faconauto, y Volvo Car España han suscrito un acuerdo marco de colaboración para fomentar la movilidad sostenible. Mediante el anterior el grupo energético se convierte en proveedor de la solución de recarga para vehículos de la gama Recharge del fabricante de automóviles en España.

La solución que Iberdrola y su participada Wallbox proveerán a Volvo incluye tanto la comercialización del punto de recarga, como su instalación en garaje privado o comunitario. La anterior está diseñada para facilitar la recarga de los vehículos de sus clientes. 

Asimismo, aquellos clientes que lo deseen podrán contratar la tarifa eléctrica del Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola. Gracias a ella se permite al usuario recorrer 1.000 km por 5 euros. Un importe diez veces más barato que el diésel o la gasolina. La propuesta incluye además seis meses de recarga gratuita en toda la red de uso público de Iberdrola.

Energía 100 % verde y soluciones digitales

Los usuarios de la gama Recharge de Volvo, a través de la infraestructura de Iberdrola, recargarán la batería de sus coches eléctricos con energía 100 % verde. Procedente de fuentes de generación limpia, que cuentan con certificados de garantía de origen renovable (GdO).

Además, los puntos de recarga estarán localizados en la App de Recarga Pública Iberdrola, la única en España que incorpora información verificada de todos los cargadores de vehículo eléctrico operativos en España. Incluye tanto los de Iberdrola como los del resto de operadores. Desde la App, se geolocaliza el cargador y, en el caso de los clientes de Iberdrola, se puede reservar y pagar desde el móvil.

Movilidad eléctrica y recuperación en verde

Iberdrola sigue apostando por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada. Ve en ella una palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación, así como para la recuperación verde en el mundo post-COVID.

La compañía despliega un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años. La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas. Así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías en los próximos cinco años. 

Además, la energética ha alcanzado otros 40 acuerdos de despliegue de infraestructura con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos eléctricos.

Por su parte, Volvo sigue trabajando en su objetivo de reducir en un 40 % la huella de carbono por vehículo durante toda su vida útil, entre 2018 y 2025.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad