Hoy abren los concesionarios situados en las provincias en fase 1 

Los de menos de 400 metros en fase 0 también siguen prestando sus servicios

La atención al cliente se hará en todos los casos con cita previa y con los protocolos sanitarios más estrictos

Hoy, y tras casi dos meses, reabren al público los concesionarios situados en las provincias que entran en la fase 1 de desescalada. Lo podrán hacer independientemente de su tamaño, pero siempre atendiendo a sus clientes mediante cita previa. Por su parte, las concesiones situadas en territorios en fase 0 siguen en la misma situación, atendiendo los servicios de urgencia en sus talleres, salvo los que tengan menos de 400 metros, que sí podrán realizar actividad comercial, también con cita previa. 

La patronal de los concesionarios, Faconauto, estima que hoy abrirán 1.300 concesionarios en 3.000 instalaciones, lo permitirá a la distribución oficial atender alrededor 50% del mercado. Para que se produzcan estas aperturas, los concesionarios levantarán los ERTE a 42.000 empleados, quedando a la espera de volver a sus puestos de trabajo otros 108.000 según se vaya reactivando el sector.

Los concesionarios reabren con todas las medidas de protección sanitaria y tras haber invertido 11 millones de euros en Equipos de Protección Individual (EPI) y elementos de desinfección. Faconauto recuerda que los concesionarios están aplicando el protocolo de protección y prevención que fue elaborado junto a Anfac, Sernauto, UGT y CC.OO, con la supervisión del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y con el visto bueno del Ministerio de Sanidad. 

Así se volverá a la actividad

Para profundizar en este protocolo, Faconauto ha creado también el sello “Concesionario protegido frente al COVID-19”, que muestra el compromiso de los concesionarios para adoptar las medidas necesarias en sus instalaciones y vehículos para generar confianza y seguridad en sus clientes y empleados. 

Entre los elementos de seguridad comunes que se tendrán en cuenta en esta vuelta a la actividad de cara a los clientes están respetar la distancia mínima de seguridad, que se establece en dos metros, o poner a disposición de los clientes tanto geles desinfectantes como mascarillas, en el caso de que no se pueda garantizar esa distancia mínima de seguridad.

La entrega de los vehículos, en venta, posventa, de cortesía y de pruebas, se realizará manteniendo la distancia mínima de seguridad, con los sistemas de protección adecuados y con una declaración responsable por parte de la empresa de que el vehículo ha sido desinfectado.

En lo que respecta a las pruebas de los vehículos, el contacto con el cliente se minimizará al máximo y se realizará si el cliente lo solicita expresamente. Para ello, se seguirá el protocolo de seguridad, que establece que sólo se podrá hacer con un máximo de dos personas (una en la parte delantera y otra en la trasera) y después de haber firmado, tanto vendedor como cliente, una declaración responsable de que no les consta tener coronavirus.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad