Google admite que los conductores de su coche autónomo no respondían ante situaciones peligrosas

Google ha revelado que dejó de desarrollar las características de su vehículo sin conductor que requerían que los conductores tomaran el control en situaciones peligrosas, ya que usar el piloto automático significaba que se quedaban dormidos o que jugueteaban con sus teléfonos, por lo que no respondían a esa situación de peligro.

Según Reuters, la decisión fue consecuencia de los experimentos hechos que muestran a los usuarios de prueba echándose la siesta, maquillándose y jugando con sus teléfonos.

John Krafcik, el jefe de Waymo (que desarrolla el coche autónomo de Google) dijo a los periodistas que, hace unos cinco años, la empresa tenía la visión de una tecnología que podía conducir automóviles de manera autónoma como una forma rápida de salir al mercado”, informa Reuters. En tal caso, los conductores debían tomar el control del automóvil en situaciones potencialmente peligrosas.

Al respecto, Krafcik dijo que un sistema que pedía a los conductores que tomaran el control mediante una alerta sonora tampoco resultaba seguro, a la vista de los vídeos grabados durante las pruebas.  Las pruebas filmadas se llevaron a cabo en 2013, con empleados de Google detrás del volante. Entonces, la compañía decidió centrarse únicamente en una tecnología que no requería intervención humana.

 

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad