Factores que serán decisivos en las decisiones de compra de los clientes en el contexto actual

Un estudio realizado por Kiriom ha analizado cómo será la ruta hacia la recuperación en el sector del automóvil en la que habrá que atravesar la llamada “nueva normalidad”. 

El sector de los concesionarios y del automóvil ha iniciado ya su camino hacia la recuperación. Una ruta llena de retos e incertidumbre en la que habrá importantes escollos como la denominada “nueva normalidad”. En búsqueda de aportar luz a este asunto, Kiriom, entidad especialista en el crecimiento de empresas, ha señalado los factores que serán decisivos en las decisiones de compra de los clientes en el contexto actual. 

Indican que el nuevo cliente que llegará a la exposición no será muy parecido al que llegaba hace apenas unos meses. Explican que el mundo ha cambiado, y con su transformación, nos deja un consumidor decididamente más racional y consciente. Muchos de ellos tendrá una preocupación que pesará mucho sobre sus decisiones: la economía y la incertidumbre.

Pero, ¿qué factores valorarán más a la hora de comprar un vehículo? En la posición número 1 del ranking que elaboran desde Kiriom destaca la flexibilidad de la compra (pago por uso) señalada por un 33% de los encuestados. Le sigue de cerca el precio con el 28%. Otras cuestiones que también tendrán importancia serán el impacto medioambiental (20%), la utilidad (11%), la innovación tecnológica (5%) o la marca (3%). 

En referencia a este último aspecto, desde la entidad señalan que el nuevo consumidor será menos influenciable por las marcas. Por ello, recomiendan que estas deberán trabajar su imagen revisando aspectos tan básicos como la misión y la visión. Así, podrán mostrar al consumidor qué aportan al mundo, si desean mantener su relevancia. 

El camino del concesionario

Para adaptarse a esta nueva situación, Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, ha indicado en el estudio que la digitalización jugará un papel importante. “Tras la crisis de 2008, los concesionarios iniciaron un proceso de digitalización de sus procesos que ahora les servirá para remontar cuanto antes. Ese proceso permitió adaptarse a nuevos hábitos de compra, hábitos que ahora se acelerarán y que abrirá para los concesionarios también nuevas oportunidades de relacionarse con sus clientes”. 

Blázquez tampoco duda que en este nuevo contexto, los distribuidores seguirán existiendo “dando a sus clientes nuevos productos y servicios que les permitirán encontrar nichos y fuentes de rentabilidad”.

comparte...