13 May

Faconauto propone que los planes de renovación de maquinaria agrícola lleguen a ser estructurales

Faconauto propone que los planes de renovación de maquinaria agrícola lleguen a ser estructurales

Considera esencial concretar un marco jurídico estable para el sector en los primeros meses de la nueva legislatura.

La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha propuesto hoy que los planes de renovación de maquinaria agrícola se conviertan en estructurales y que doblen su dotación presupuestaria anual, pasando de los 5 millones de euros actuales a los 10 millones. En un encuentro con la prensa, Faconauto ha presentado la hoja de ruta que, a su juicio, debe seguir el sector de la distribución de maquinaria agrícola hasta 2025 y que debería ser tenida en cuenta por el nuevo Gobierno.

Para la patronal, el problema más urgente al que se enfrenta el sector es el envejecimiento del parque. Más del 55% de la maquinaria agrícola que se utiliza en la agricultura española tiene una antigüedad superior a los 18 años, el doble que la media europea. Esta maquinaria es uno de los factores clave de la contaminación atmosférica en el campo español.

Para atajar este problema, Faconauto ha propuesto que los planes de renovación de la maquinaria agrícola que se vienen sucediendo se conviertan en estructurales, partiendo de un Plan Nacional de Renovación que se alargue hasta 2025 y que estaría dotado de 50 millones de euros, lo que permitiría achatarrar unos 3.500 tractores. Para que este plan tenga la máxima eficacia, la patronal considera que los concesionarios de maquinaria agrícola tienen que participar en su diseño y puesta en marcha, de mano del Gobierno y las Administraciones Públicas.

La maquinaria agrícola y el mercado de segunda mano

Al respecto, Faconauto ha recordado que la dinamización del mercado de segunda mano sería clave para potenciar la renovación del parque. Sin embargo, el sector encuentra una barrera para su comercialización, ya que la maquinaria agrícola no está incluida actualmente en el Régimen Especial de Bienes Usados (REBU), lo que pone a los concesionarios españoles en condición de desigualdad frente a otros actores. Por ello, la patronal propondrá al nuevo Gobierno que se incluya la maquinaria agrícola en el REBU.

Dentro de las medidas urgentes que el nuevo Ejecutivo debería poner en marcha antes de final de año se encuentra el concretar un marco jurídico y un equilibrio regulatorio en las relaciones comerciales entre marcas y concesionarios que vele por el adecuado funcionamiento de la competencia, mediante soluciones integrales que tengan en cuenta los derechos de miles de pymes y trabajadores.