España, por debajo de la media europea en términos de emisiones de CO2 de los coches vendidos en 2018

Las emisiones medias de CO2 de los coches vendidos en Europa han subido un 1,8%, hasta situarse en los 120,6 gramos. España se sitúa por debajo de la media europea. 

La preocupación por las emisiones contaminantes, especialmente las de C02, es un pensamiento constante en la industria de la automoción. La normativa europea aprobada para los próximos años, así como la WLTP, obliga a las marcas y al sector a acelerar su proceso de transición hacia un modelo de movilidad más sostenible.Las cifras publicadas por la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) señalan que en el último ejercicio las emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de los automóviles comercializados en la Unión Europea (UE) se situaron en 120,6 gramos por kilómetro, un 1,8% más en comparación con las cifras del año anterior. 

Según se indica, este aumento de las emisiones se debe a una mayor demanda de vehículos como los todocaminos; y especialmente, a la incertidumbre existente alrededor del diésel y la potenciación de otros tipos de combustión. 

Holanda fue el país con las emisiones medias de CO2 de coches nuevos más bajas de toda la UE, con 105,5 gramos por kilómetro, un 2,6% menos, seguida muy de cerca por Malta, con 105,9 gramos, un 4% menos.

España, por debajo de la media europea

En cuanto a la media de emisiones de dióxido de carbono de España, se situó por debajo de la media europea en términos de CO2 de los automóviles. Con 118,1 gramos por kilómetro, se logra una progresión del 2,7% en comparación con los datos recopilados durante el año precedente.

La cifra anterior sitúa a España a la altura de otros países europeos que han bajado de los 120 gramos por kilómetro como Bélgica (119,5), Croacia (115,7), Finlandia (116,6), Francia (112,2) o Italia (116,3).

comparte...