El vehículo de ocasión coge fuerzas: las ventas en Reino Unido crecen casi un 30% en el último mes

Este tipo de automóviles se ha convertido en una alternativa muy común tras el impacto del COVID-19 al requerir un menor desembolso económico. 

La recuperación del sector del automóvil europeo se ha iniciado y, lentamente, se empiezan a observar los primeros signos positivos. Como era de esperar, el mercado de vehículos de ocasión ha sido el primero en recuperar la actividad. El coche usado coge fuerzas y, por ejemplo, las ventas en Reino Unido crecen casi un 30% en el último mes. 

En concreto, los concesionarios del Reino Unido tuvieron un buen comienzo en junio con un crecimiento de las ventas de automóviles usados de un 27,4% en comparación con el mismo período de 2019. Además, el valor promedio de los vehículos de ocasión ​​aumentó de 18,737 libras en junio de 2019 a 19.560 el mes pasado.

Michael Woodward, especialista de automoción en Deloitte del Reino Unido, ha explicado que el dato ha sorprendido a todos los expertos. “A pesar de la disminución anual de las ventas, estos resultados han superado las expectativas de muchas personas”. La tendencia del país británico se ha reproducido igual en Estados Unidos o China y en otros países europeos. 

La explicación de este repunte puede estar, según Car Dealer Magazine, en la demanda acumulada durante el confinamiento. “Durante las muchas horas que pasaron en casa, la mayoría de los compradores de vehículos usados han buscado información sobre su próxima compra. Los concesionarios han encontrado una verdadera solución en el canal online durante este período”. 

Más motivos que aceleran su recuperación

Según un estudio de Cars 24, la recuperación del mercado de VO será más rápida que el segmento de vehículos nuevos por la actitud del propio consumidor. Esperan que los compradores se mantengan más “cautelosos” a la luz de la incertidumbre económica generada por la pandemia del COVID-19. 

“Muchas personas que buscan comprar un vehículo probablemente recurrirán a uno usado ya que es más económico. Los vehículos son una necesidad, la gente necesita viajar y desplazarse con regularidad. Además, la gente podría seguir teniendo miedo o ser reacia a viajar en transporte público”, explican. 

Como ejemplo a esta reacción se utiliza al mercado chino. En el país asiático, uno de los primeros en acabar con el confinamiento, el mercado de coches usados se ha recuperado casi un 80% a nivel interanual, hasta el mes de abril. Aún así, creen que otros mercados no actuarán con la misma rapidez. 

comparte...