El valor residual de los modelos Volkswagen se mantiene, pese al problema de emisiones

Los coches del Grupo Volkswagen no han perdido valor residual, a pesar del problema de los motores diésel y de su impacto sobre la imagen de la marca. A esa conclusión llega un estudio llevado a cabo por Eurotax, sociedad especializada en servicios de inteligencia de negocio para la industria del automóvil.

El estudio muestra que el efecto de la crisis del software que altera los datos de las emisiones del vehículo ha sido «prácticamente nulo» para el Grupo Volkswagen, a la vista del valor residual de los coches, que muestra una evolución similar a la del resto del mercado diésel.

En septiembre 2015, Volkswagen admitió que aproximadamente 11 millones de vehículos equipados con los motores EA189 incorporaban un software que manipulaba los resultados de los test de emisiones de sus motores.

Desde ese momento, Eurotax ha monitorizado el posible efecto en los valores residuales del grupo, tanto de los vehículos equipados con motores EA189, como de los equipados con motores diésel en general y del resto de vehículos.

En diciembre de 2015, atendiendo exclusivamente a los valores residuales, la empresa ya anticipó que el impacto para las marcas del Grupo Volkswagen había sido casi nulo, con ligeras caídas que no llegaron al 1% en los primeros tres meses y que se recuperaron al cierre de ese periodo.

Transcurrido un año, el análisis de las transacciones reales de vehículos usados entre septiembre 2015 y septiembre 2016 permite a Eurotax afirmar que los valores residuales del grupo muestran una evolución similar a la del resto del mercado diésel.

Menos demanda del diésel

En cualquier caso, Eurotax sí advierte una caída en la demanda de este tipo de motorizaciones, de tal forma que, desde el año 2012, ha cedido 13 puntos de cuota de mercado.

La empresa atribuye esta caída principalmente a la mejora de los consumos de los vehículos gasolina e híbridos, al mayor coste de los vehículos diésel para cumplir los últimos estándares de emisiones y a una menor ventaja económica relativa del combustible diésel frente a la gasolina.

A pesar de este escenario «supuestamente» poco favorable a las motorizaciones diésel, 6 de cada 10 coches nuevos matriculados continúan siendo diésel, por lo que «será indefectiblemente una transformación lenta y progresiva», dice Eurotax.

comparte...


1 comentario

  • Info ampliada

    Las conclusiones principales del análisis de DAT Ibérica son:
     El precio de los vehículos VW afectados se ha mantenido estable.
     Las transacciones de los vehículos usados VW afectados se ralentizaron únicamente durante los dos o tres primeros meses, tras el escándalo.
     Las ventas de los modelos VW afectados se recuperaron rápidamente para alcanzar ritmos superiores a los del resto de vehículos del mismo segmento en 2016.

Los comentarios están cerrados.