El sobrestock de seminuevos pone en peligro el mercado en Estados Unidos

Las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos deberían alcanzar las de 17,1 millones de unidades en 2017, según ha adelantado la patronal de los concesionarios de Estados Unidos, la NADA.

Steven Szakaly, economista jefe de la organización, indicó ayer que las ventas deberían disminuir a 16,8 millones de unidades en 2018 y luego estar dentro de un rango de entre 16,5 millones a 16,8 millones de unidades hasta 2020.

Después de un récord de 17,55 millones de unidades vendidas en 2016, la industria automotriz de Estados Unidos registró un parón en las ventas en los últimos cuatro meses, con altos descuentos para los consumidores y fuertes niveles  stock, especialmente de vehículos seminuevos, que están influyendo negativamente las matriculaciones de coches nuevos. 

Las ventas de sedanes han sido particularmente bajas, ya que los consumidores se han decantado cada vez más hacia las pickup, SUV y crossovers. Szakaly dijo que los descuentos a los consumidores se centran sobre todo en los modelos menos populares.

Abordar altos niveles de stock debería ayudar a los fabricantes de automóviles a cumplir con las previsiones de ventas de la NADA, agregó Szakaly. «Si vemos que los stocks se estabilizan en septiembre y a lo largo del tercer trimestre, creo que será una señal de que se están tomando las decisiones correctas … y deberíamos hacer fácilmente nuestros 17,1 millones de unidades», dijo Szakaly.

comparte...