El Sello Concesionario Protegido frente al COVID-19 sigue proporcionando confianza al cliente

Dos meses después de su creación, más de 306 grupos de concesionarios y 1.500 puntos de venta lucen este distintivo.

El sello “Concesionario Protegido frente al COVID-19”, puesto en marcha por Faconauto y que cuenta con el asesoramiento técnico de TÜV SÜD, está permitiendo a los concesionarios recuperar poco a poco la confianza en un cliente, que durante el Estado de Alarma, no pudo acudir a su punto de venta.

Tras levantar el confinamiento, el cliente se mostró en un principio más proclive a contactar con el concesionario vía telefónica o a través de canales digitales, pero gracias a iniciativas como la del sello «Concesionario Protegido frente al COVID-19», poco a poco volvió a retomar la confianza en acudir físicamente al concesionario, dado que se están llevando a cabo las medidas más estrictas frente al coronavirus.

Tal es el caso de Juan Toledo, concesionario oficial Renault Dacia en las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Según cuenta su gerente, Óscar Luzardo, en una entrevista para el Diario de Fuerteventura: «Tenemos protocolos para la desinfección de un vehículo, tanto en la recepción, en el caso de los talleres, como en el proceso de reparación y en el de entrega. Lo mismo ocurre con la venta de un vehículo nuevo o seminuevo. Por delante tiene que estar siempre la seguridad y la tranquilidad».

Además, Luzardo añade respecto al sello Faconauto: «nos hemos certificado como concesionario seguro a través de Faconauto, la patronal nacional de la automoción. Eso significa que todos nuestros establecimientos cuentan con sello de garantía y somos auditados por las autoridades sanitarias y por la propia Faconauto».

Cabe recordar que en el proceso de obtención del sello se incluye la creación de la figura del “responsable de COVID-19” en el concesionario. Este está encargado de la evaluación y declaración al equipo técnico de TÜV SÜD sobre el cumplimiento del protocolo.

comparte...