El sector del automóvil alemán ante una etapa clave para su economía 

Entre algunos de los cambios que afronta destaca el aumento de la confianza del diésel entre los consumidores tras el Dieselgate. 

El 2019 no ha sido uno de los mejores años para el sector automovilístico alemán. Su producción interior y las exportaciones han sufrido variaciones respecto a períodos anteriores. Lo cierto es que hasta un mercado tan fuerte como el alemán se ha visto afectado por las transformaciones a nivel mundial. El 2020 será un año clave para el automóvil en Alemania. 

La última reflexión sobre el panorama actual ha sido realizada por el Instituto de Investigaciones Económicas de Múnich (IFO), según recoge ‘El Mundo Financiero’. La institución asegura que el fuerte descenso en la producción de automóviles en Alemania está pesando ya sobre la economía. Esta noticia, según IFO, es un adelanto a futuras transformaciones y a consecuencias venideras en el mercado de trabajo. 

“Desde el comienzo de 2019, la mano de obra industria del automóvil se ha reducido en un 1,3% en términos desestacionalizados”, aseguran. Esto, principalmente, se debe a la reducción de las ventas de vehículos a nivel nacional. Sin embargo, matizan que la producción de fabricantes alemanes de automóviles en otros países europeos aumentaron en un  2% el año pasado. 

Como razón a esta tendencia, que se prevé que siga en 2020, señalan a la electrificación y a la vuelta del diésel a la mente de los consumidores. “Se están convirtiendo, cada vez más, las fábricas para producir coches eléctricos. Durante esta fase de transición, el número de turismos nuevos producidos en Alemania está cayendo hacia atrás”, indican. 

Un futuro con el diésel de la mano

Sin embargo, los vehículos híbridos y eléctricos no llegarán solos. En 2020 seguirán estando muy presentes en el sector alemán, tanto en producción como en los concesionarios. Pero estarán acompañados de los diésel que parece que, poco a poco, van recuperando la confianza de los consumidores tras el Dieselgate. 

Las ventas de vehículos diesel también se incrementaron ligeramente en 2019 en comparación con el año anterior, a raíz de la caída de 2017 y 2018. Por tanto, Alemania quiere seguir impulsando esta recuperación del diésel, entre otros factores, para cumplir con las normativas de emisiones. 

comparte...