El revolucionario concesionario de automóviles ruso que llega a Europa

Se trata del Grupo Rolf. Un grupo de concesionarios ruso con una facturación de 3.700 millones de dólares que busca su expansión en Europa. 

El Grupo Rolf es la red de concesionarios más exitosa de toda Rusia. Su fundador, Sergey Petrov, se introdujo en el sector del automóvil tras pasar por una escuela militar. En 1992 comenzó a levantar una de las empresas más importantes de Rusia relacionada con los concesionarios. Petrov llegó a un acuerdo con Mitsubishi, marca desconocida en Rusia en aquel momento, y desde entonces no dejó de crecer. 

A día de hoy, Rolf tiene 62 salas de exhibición en Moscú y San Petersburgo. Vende alrededor del 5% de todos los vehículos nuevos en Rusia y trabaja para marcas como Jaguar Land Rover, Mercedes, Porsche, Hyundai o Mitsubishi, entre otras muchas. Ahora Petrov busca dar un paso más en su negocio expandiéndose en Europa y cuenta las claves de su éxito en una entrevista. 

“Huí del modelo de negocio ruso. No introduje marcas del país. Nuestra clave del éxito fue que contratamos personas que amaban los productos Mitsubishi. A partir de ahí, conseguimos persuadir al cliente. Hemos trasladado modelos de negocio que funcionan en Estados Unidos, Finlandia o Noruega a un entorno muy distinto”, asegura el fundador del Grupo Rolf. 

Un factor de éxito de este revolucionario concesionario ruso fue la forma de gestionar el equipo. “Queríamos personas hambrientas a quienes les gusta competir, a quienes les gusta ser líderes. Esas personas que contratamos, les gustaba pelear. Además, les pagamos un sueldo justo que les motivaba aún más”. Por otro lado, Petrov incluyó valores inusuales en el mercado ruso como la transparencia o la apertura a los clientes. 

La expansión de Rolf en Europa

Los próximos pasos de este grupo de distribución de automóviles están dirigidos hacia Europa. “Cada negocio que en la actualidad está trabajando por debajo de la eficiencia, es potencialmente interesante para mí. Sé que podría aumentar su rentabilidad a un 3,5 % y tal vez más”, indica. Aunque no da nombres desvela que ya están acordando su expansión hacia occidente.

“Me enfocaría en las personas y los trabajadores. Les contagiaría la necesidad de competir y de mejorar. Hay que enfocarse en proporcionar una nueva experiencia, ya sea digitalmente o actualizando el modelo tradicional de concesionario, al cliente. El cliente es social y, por eso, hay que hacer de la compra online algo divertido, algo que se recuerde para siempre como sucede de forma presencial”. 

comparte...