El Renove generará 3 millones de euros en impuestos extra a la Hacienda vasca

Faconauto calcula que la demanda añadida del plan de renovación del parque será de 3.000 vehículos y pide que se replique a nivel nacional.

El Plan Renove que puso en marcha el Gobierno Vasco para incentivar la compra de vehículos nuevos a cambio de retirar de la circulación los modelos de más de 10 años y que entró en vigor el pasado 1 de abril generará una recaudación de impuestos extra para la Hacienda vasca de 3 millones de euros, según una estimación realizada por la patronal de los concesionarios, Faconauto.

La patronal ha calculado que el Renove generará una demanda añadida de 3.000 vehículos, lo que impactará positivamente sobre la recaudación de impuestos vinculados al automóvil (Impuesto de Matriculación, IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades) hasta alcanzar los 3 millones de euros.

En esta línea, la organización estima, que, de mantenerse esta iniciativa hasta el final de año, la demanda añadida sería de unas 10.000 unidades, lo que supondría para las arcas vascas 10 millones de euros extra.

Faconauto considera que el Gobierno vasco ha acertado en el diagnóstico del problema de la renovación del parque automovilístico, que pasa necesariamente por apostar por todas las tecnologías disponibles en la actualidad. De esta manera, el Renove ha hecho aflorar una demanda que estaba retenida por la incertidumbre que siente el comprador de coches, de ahí el incremento de las matriculaciones en marzo, que se mantiene en lo que va de abril, con un crecimiento hasta el día 6 del 180%.

La patronal destaca, además, el efecto “arrastre” que este plan ha tenido sobre el Plan Moves, propuesto por el Gobierno central, y que establece una serie de ayudas a la compra de vehículos de energías alternativas, ya que los concesionarios han cuantificado, desde su puesta en marcha desde el pasado día 2, más de cien solicitudes.

“El camino más rápido para ir hacia la necesaria descarbonización de la movilidad es el elegido por el Gobierno vasco, que es retirar de la circulación los vehículos antiguos. Y, de esta manera, el comprador, que andaba muy perdido, ha recibido un mensaje claro de que actualmente puede optar por cualquier tecnología disponible para solucionar su movilidad. Estamos seguros de que un plan similar a nivel nacional tendría un efecto parecido, funcionaría desde el primer momento y acabaría con la recesión que viven las matriculaciones. En paralelo, un plan ambicioso de promoción de la movilidad eléctrica tendría también un efecto multiplicador”, ha indicado el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

 

comparte...