El Reino Unido invierte 480 millones en movilidad autónoma

El ministro de Economía del Reino Unido, Philip Hammond, anunció el pasado miércoles que su Gobierno invertiría 484 millones de dólares para financiar el impulso de vehículos eléctricos y autónomos. Igualmente anunció el apoyo para el despliegue de infraestructura de recarga.

“Las redes de transporte fiables son esenciales para el crecimiento y la productividad”, dijo, añadiendo que esta inversión “constituiría una ventaja competitiva en el desarrollo de vehículos de bajas emisiones y autónomos”.

Este anuncio se puede leer también como un guiño a los fabricantes establecidos en el país. Nissan anunció el mes pasado que fabricaría el Nissan Qashqai de tercera generación en el Reino Unido, al igual que el X-Trail. En principio se especuló con que el primero acabara en una planta española.

En las negociaciones para que estos dos modelos se quedan en suelo británico, pudo pesar también lo que ahora se concreta: que el Gobierno apoye la movilidad eléctrica, campo en el que Nissan es líder, gracias a su modelo Nissan Leaf.

Eso sí, los coches eléctricos todavía no tienen mucho predicamento en el segundo mercado europeo. El año pasado, sólo el 3% de sus matriculaciones correspondió a modelos de combustibles alternativos, principalmente eléctricos e híbridos. Eso sí, este año sus matriculaciones se están incrementado un 23%.

Se estima que la industria vinculada a la tecnología autónoma moverá en 2025 la friolera de 1 billón de dólares, de ahí que el Gobierno británico esté apoyando a firmas tecnológicas nacionales.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad