El PSOE rectifica la propuesta de prohibir los coches de combustión en 2040 tras la reacción de Faconauto

Pedro Sánchez recuperó su plan de prohibir los vehículos de diésel y gasolina para el año 2040 en su propuesta de Gobierno a Unidas Podemos. 

Tras los malos datos de matriculaciones del mes de agosto, el sector de la automoción andaba necesitado de estabilidad y seguridad. Sin embargo, el PSOE sorprendió al mundo del motor cuando volvió a anunciar su propuesta de prohibición al diésel y la gasolina en 2040. Una propuesta que rectificó tras la reacción inmediata de Faconauto

En un documento en el que se recogían diferentes propuestas al partido de Pablo Iglesias para formar un Gobierno, Pedro Sánchez planteaba una dura medida medioambiental. En el artículo 256 se decía literalmente: “Prohibiremos a partir de 2040 la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono, excluidos los matriculados como vehículos históricos, siempre que se destinen a usos no comerciales».

Tiempo después, y en una vuelta al planteamiento de la descarbonización utilizado por el anterior equipo ejecutivo, el PSOE rectificó dicho artículo. “En desarrollo de la estrategia de descarbonización de 2050, adoptaremos las medidas necesarias, de acuerdo con la normativa europea, para que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como vehículos históricos, no destinados a usos comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que no más tarde del año 2040 sean vehículos con emisiones de 0gCO2/km». 

El artículo, que ha desvelado el diario ‘El Mundo’, continúa diciendo que “a tal efecto se trabajará con el sector y se pondrán en marcha medidas que faciliten la penetración de estos vehículos, que incluirán medidas de apoyo a la I+D+i».

El Partido Socialista ha señalado que este cambio en la redacción del artículo se debe a que había que ser “coherente con lo que marca la UE para caminar hacia la neutralidad tecnológica». Bruselas, recientemente, aseguró que prohibir la venta de coches de combustión «no es compatible» con la ley. 

La reacción de Faconauto 

Un cambio de sentido que provocó incertidumbre en el sector. Se sigue sin dotar de estabilidad al mercado y sin ofrecer un marco legal concreto. La reacción inmediata de Faconauto provocó la rectificación del PSOE. El presidente de la patronal de los concesionarios, Gerardo Pérez, tachó de «irresponsabilidad» la intención del PSOE de recuperar la prohibición de venta de coches de combustión para 2040.

«Prohibir la venta de vehículos de combustión en 2040 es hoy por hoy ilegal según la Comisión Europea. Es un canto al sol, con el objetivo de sacar una bandera medioambiental que quizá de votos. Pero que puede que provoque que se pierdan puestos de trabajo.  El cliente tendrá todavía más dudas y se parará más el mercado», afirmó el presidente de Faconauto.

comparte...