El presidente de Faconauto presente en la conferencia ‘España puede. Recuperación, transformación, resiliencia’

La patronal de los concesionarios reivindica una clase política que sirva de acelerador de la actividad económica. 

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, estuvo ayer presente en el acto celebrado en la Casa de América junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La conferencia nombrada ‘España puede. Recuperación, transformación, resiliencia’ contó con la presencia de empresarios, sindicatos, intelectuales, artistas, ‘influencers’ y directores de medios de comunicación.

El presidente del Gobierno hizo un llamamiento a la unidad de acción como frente de batalla contra una pandemia que no distingue entre ideologías. «Es el mayor reto en un siglo y no puede enfrentarlo y menos superarlo una parte de la población, una parte de la política, una parte de la economía, una parte del país. No puede superarlo media España dando la espalda a la otra media», señaló el presidente del Gobierno. Además, apeló al destierro de la pelea partidista en la lucha contra el virus y a la necesidad de instituciones fuertes y actualizadas que encaren el futuro de nuestro país.

Por último, el presidente, Pedro Sánchez, apeló a un clima de estabilidad política y de unidad, algo que recordó, «no exige que nadie abandone sus convicciones, ni siquiera sus preferencias»; sino que «debe compaginar esas convicciones, esas preferencias con un bien superior, que es la recuperación de nuestro país».

Las reclamaciones de Faconauto a los representantes políticos

En este sentido, el presidente de Faconauto recordaba hace unas semanas en una tribuna de opinión que “nuestro empresariado está mostrando liderazgo y compromiso. Mientras, tenemos la sensación de que los representantes políticos no terminan de conectar con la calle. Empresas y trabajadores necesitamos aliados que empujen la actividad económica creadora de riqueza local, responsable, sostenible y social, donde el empleo es la pieza clave. Necesitamos que nos ayuden a la consecución de los fines últimos de la actividad económica: asegurar el bienestar de sus ciudadanos”.

“Necesitamos encontrar en nuestros representantes un acelerador y no un freno, que sean conocedores de la realidad de sus votantes y también de los que no lo son, que trabajen con más eficacia y con menos focos, que ayuden, en definitiva, a resolver problemas para ser valorados por su gestión. Nadie entendería otra cosa en este momento”, apuntó. 

comparte...