El órdago de Audi por el coche eléctrico: los 20 modelos (más 10 híbridos)

En la gran apuesta de Audi por la electrificación se invertirán 14.000 millones de euros hasta 2023 para asegurar que en 2025 tendrá en el mercado 20 coches eléctricos, además de los híbridos.

Audi está con el coche eléctrico y ha presentado su nueva estrategia de electrificación de vehículos con el lanzamiento de nuevos modelos que supondrá una inversión de 14.000 millones de euros antes de acabar el año 2023, para lo que va a desarrollar cuatro plataformas eléctricas modulares con las que cubrirá todos los segmentos de este nuevo mercado eléctrico.

Todos los fabricantes apuestan por la electrificación de sus modelos para poder cumplir con las exigentes normativas impuestas por la UE, pero también para contribuir de manera contundente en la lucha contra el cambio climático, una prioridad a nivel mundial. Y por ello anuncia un gran despliegue para el que no habrá que esperar mucho tiempo. En los próximos tres meses, antes de acabar el año, lanzará cuatro nuevos modelos híbridos enchufables, como primer paso de este nuevo plan de electrificación.

Esta iniciativa va mucho más allá, ya que está previsto que hasta 2025 se lancen al mercado nada menos que 20 modelos completamente eléctricos. Una apuesta que se ampliará con la llegada de al menos otros diez vehículos híbridos enchufables, una tecnología que se ha demostrado como una interesante alternativa antes de la llegada masiva del coche 100% eléctrico.

Para electrificar su gama, Audi utilizará cuatro plataformas para poder ofrecer coches eléctricos en cada segmento del mercado. La compañía alemana también va a impulsar su plan de electrificación en las áreas de estrategia de marca, organización de ventas, producción y cualificación del personal para la llegada de este nuevo tipo de vehículos tan diferentes a los actuales diésel y de gasolina.

Pero este proyecto es muy ambicioso y para conseguir cumplir estos objetivos, Audi está haciendo uso de las sinergias dentro del grupo para poner en marcha la producción de coches eléctricos en base a cuatro plataformas modulares. El Audi e-tron, primer modelo completamente eléctrico de la marca, está basado en una versión adaptada de la plataforma modular longitudinal (MLB evo).

El segundo modelo, el deportivo Audi e-tron GT concept, que llegará al mercado en 2020, se fabricará en estrecha colaboración con Porsche sobre la plataforma J1 para vehículos de altas prestaciones que ya emplea el recién lanzado Taycan. En 2021, Audi presentará el modelo de producción derivado del Q4 e-tron concept, construido sobre la plataforma modular electrificada (MEB).

Esta plataforma es la misma que empleará el ID.3 de Volkswagen y será el modelo de acceso al mundo eléctrico de la marca de los cuatro aros. Audi también presentará varios vehículos compactos y de tamaño medio basados todos ellos en la plataforma MEB, que Volkswagen ha diseñado de forma global para todo el Grupo.

Para los eléctricos de gran tamaño y los modelos de lujo, Audi utiliza la plataforma PPE (Plataforma Eléctrica Premium), cuya disposición técnica específica para estos segmentos permite la aplicación de un gran número de elementos de alta tecnología.

Híbridos enchufables

La otra tecnología que acompañará este proceso de electrificación será la del híbrido enchufable. Estos vehículos se basan en la combinación de un motor de gasolina de la familia TFSi junto a uno eléctrico para ofrecer al menos 50 kilómetros de utilización solo eléctrica lo que les hace ideales para un entorno urbano.

Los modelos con esta tecnología híbrida enchufable de Audi cuentan con sofisticados sistemas de gestión de la energía durante la conducción en ciudad y en zonas residenciales. Durante el último trimestre de 2019, Audi lanzará cuatro nuevas versiones híbridas enchufables para sus modelos A7 Sportback, A8, Q5 y Q7. Otros nuevos modelos ampliarán la gama de PHEV en 2020.

Con el objetivo de promover la movilidad sostenible y otros campos de innovación, Audi invertirá alrededor de 14.000 millones de euros en movilidad eléctrica hasta finales de 2023. La compañía se ha marcado el objetivo de conseguir de forma gradual el balance neutro en emisiones de CO2 para el ciclo de vida completo de sus vehículos. El objetivo es que en el año 2025 la huella de carbono de su flota sea un 30% más baja que el valor de referencia de 2015. Audi pretende alcanzar un balance neutro de emisiones de CO2 en sus factorías en todo el mundo para el año 2050.

FUENTE: EL CONFIDENCIAL

 

comparte...