El modelo de suscripción en la automoción: oportunidades y riesgos para los concesionarios

Este servicio puede suponer una nueva oportunidad de negocio para los concesionarios y una revolución en la forma de adquirir vehículos. 

Las tendencias de consumo se han transformado de forma radical tras el impacto del coronavirus. Si antes de la pandemia el concepto de propiedad estaba en plena transición, el cambio se ha acelerado en los últimos meses. Factores como la flexibilidad y la adaptación se han situado en la primera línea. Ante este panorama, ¿qué futuro tiene el modelo de suscripción en la automoción? 

Un estudio de la consultora de investigación y análisis de mercados Frost & Sullivan prevé que para los próximos 5 años este modelo de adquisición se expanda en toda europa. De hecho, estiman que en 2025 el 10% de los vehículos en Europa se comercializarán bajo modelos de suscripción. En España supone una cifra de alrededor de 100.000 vehículos. 

No se trata de un concepto novedoso ya que cada vez hay más proyectos relacionados con la automoción que apuestan por la suscripción. Uno de los más recientes es el de Wabi, de Santander Consumer Finance, mediante el cual el cliente dispone en exclusiva de un vehículo mediante su reserva por medio de una app o vía web.

Estos modelos se caracterizan por tener una gran flexibilidad. Su funcionamiento se basa en  una cuota mensual gracias a la cual el cliente puede disfrutar de un coche y sus gastos asociados. El conductor solo pagará el gasto en combustible. 

Oportunidades y riesgos para los concesionarios

El modelo de suscripción irrumpe en un mercado cambiante y en transformación. Por tanto, abre diferentes oportunidades para todo el sector como, por ejemplo, los concesionarios. Se abre la puerta a un nuevo modelo de negocio que permite mejorar y movilizar el stock de vehículos de concesionarios. Además, adapta a la concesión a las nuevas necesidades de los clientes permaneciendo en el “top of mind” del consumidor. 

Aún así, este modelo también entraña sus riesgos. Puede afectar al concepto de propiedad clásico, al empleo, a la forma convencional de vender un vehículo… Lo que sí parece evidente es que la movilidad tendrá cada vez rasgos más digitales y flexibles.

comparte...