El quinto concesionario más grande de Estados Unidos confía en que las ventas se recuperen este verano

Así lo ha asegurado el CEO de esta cadena de concesionarios, David Smith, en una entrevista reciente. 

El sector del automóvil estadounidense continúa sufriendo las consecuencias la pandemia del COVID-19. Poco a poco el país norteamericano va avanzando en la desescalada y con ella llega la apertura de la economía. Por ello, y en vista de las últimas previsiones, el grupo de concesionarios americano Sonic Automotive confía en que las ventas se recuperen este verano. Sonic Automotive es el quinto grupo de concesionarios más importante de Estados Unidos, con 100 concesiones en 14 estados diferentes y 25 marcas representadas.

“Creo que aún podemos tener un buen año, sin ser demasiado optimistas. Estamos buscando que las ventas se recuperen en agosto, ahora que muchos estados están relajando las restricciones. Tenemos algunas áreas que ya están por encima de los niveles anteriores al COVID-19 en ventas», aseguraba el CEO de Sonic Automotive, David Smith, en una entrevista. 

Sin embargo, los analistas estadounidenses explicaron que es poco probable que las ventas de toda la industria de la automoción se pueden compensar por completo tras las fuertes caídas durante la pandemia. Creen que es complicado debido a los problemas en la demanda que generará la pérdida de empleo y la inactividad en otras industrias. 

Sonic Automotive no se atreve a predecir un volumen total de ventas para todo el año aún. Sin embargo, insiste en que espera que sus ventas mensuales de vehículos nuevos se recuperen a sus estimaciones originales antes de la llegada del virus en el mes de agosto. “Dependerá de si vamos a continuar con la tendencia de atenuar las restricciones y abrir el país”. 

La estrategia de los concesionarios de EEUU

Para superar cuanto antes esta situación, los distribuidores norteamericanos preparan su vuelta a la actividad inspirándose en las medidas tomadas en China.  Están de acuerdo en que mayores descuentos podrían generar movimientos positivos en la demanda y más flujo de efectivo cuando se reabran los concesionarios.

Además de las promociones, el sector del automóvil americano pide incentivos por parte de la Administración. “Creemos que sería apropiado cierto nivel de estímulo gubernamental después de la crisis para ayudar a los clientes y la industria a recuperarse”, subrayaba el jefe de ventas de Ford en Estados Unidos, Mark LaNeve.

comparte...