Cómo pueden los vehículos de ocasión conectados ayudar a impulsar las ventas en los concesionarios

Las soluciones de conectividad, que permiten ampliar la relación con el cliente más allá de la venta, pueden ayudar a aportar más valor a concesionarios y talleres en su salida de la crisis. 

El impacto de la crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma en España en el segundo trimestre de 2020 se ha dejado sentir de forma dramática en la actividad de los concesionarios. Ha provocado caídas históricas de ventas y un descenso en la actividad de los talleres nunca vista antes. Por ello, es importante buscar nuevas fórmulas de negocio. La mayoría de ellas están realizadas con la digitalización. Por ejemplo, ¿cómo pueden los vehículos de ocasión conectados ayudar a impulsar las ventas?

En la actualidad, existen soluciones integrales de conectividad, que ofrecen entidades como Caser junto con sus partners en el mercado automovilístico. Gracias a ellas los vehículos nuevos y de ocasión que pueden estar conectados a través del puerto OBD, ayudan, indudablemente, a recuperar los necesarios niveles de impulso de una industria clave, para la reactivación económica en España.  

Con un vehículo conectado es posible activar una nueva relación digital estable y necesaria con los clientes de concesionarios y talleres. Se podrá establecer un mayor control de los vehículos tras la venta, al recibir información individualizada del mismo. Al mismo tiempo, se abren vías de comunicación continua para incentivar las visitas al taller y proporcionar ofertas personalizadas, para un cliente más conectado que nunca, y a corto y medio plazo, más fidelizado. 

El papel de la digitalización en los próximos meses

Todos los estudios recientes auguran que el auge digital en el automóvil persistirá en 2021, especialmente en los Estados Unidos y Europa occidental. Explican que debido al bajo coste del canal online, en comparación con las salas físicas, los precios pueden ser aún más atractivos para los consumidores. Además, indican que los acuerdos de empresas tecnológicas con marcas y concesionarios serán clave para ofrecer este proceso de la forma más óptima. 

Pero no se habla de tecnologías solo en el proceso de compra, sino también en el interior del vehículo. Como se decía, el coche pasará a estar plenamente conectado ofreciendo comodidad, servicios multimedia, rendimiento y seguridad. Todos estos ámbitos transformarán totalmente la experiencia del usuario y traspasarán los límites de la personalización, al tiempo que abrirán nuevos modelos comerciales innovadores y fuentes de ingresos recurrentes.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad