¿Cómo es el futuro de los concesionarios?

La digitalización y las tecnologías están transformando profundamente el sector de la automoción. 

Probablemente, si se echa la vista hacia atrás, la forma de relacionarse entre cliente y concesionario ha cambiado de forma notable. La tecnología ha influido en gran manera en este cambio de paradigma. A pesar de esta transformación, a día de hoy son muchos todavía los retos que quedan por afrontar. ¿Cómo es el futuro de los concesionarios?

Un estudio realizado en la Comunidad de Madrid ha aportado luz a cuáles serán los pasos que deben seguir los concesionarios en el futuro más cercano. El primer aspecto a tener en cuenta es que el cliente tiene una gran información disponible en Internet antes de acudir al concesionario. 

Dicho factor provoca que Google e Internet se conviertan, también, en un espacio del concesionario para poder contactar y llegar al cliente. Redes sociales, webs, revistas especializadas, vídeos en YouTube… Múltiples formas de hacer llegar al cliente información sin que haga falta pasar por el concesionario. 

Según apunta el informe de los concesionarios de la Comunidad de Madrid, ante esta nueva realidad el espacio físico del concesionario se transformará y evolucionará. Apuntan a que los concesionarios se transformarán en centros de experiencias, en espacios vitales para el desarrollo y sostenimiento comercial de las marcas. Allí los clientes obtendrán más beneficios de los que se pueden llegar a imaginar. 

Los pilares de los concesionarios del futuro 

La revolución digital sumergirá a los concesionarios en un tsunami de cambios y variaciones. En este contexto, los distribuidores de vehículos tendrán que tener en cuenta 4 bases fundamentales: 

     1. A pesar de que Internet permite un primer contacto online con el cliente, el concesionario seguirá siendo el lugar idóneo para “humanizar” la relación. El contacto offline será primordial y la gran baza del concesionario para ampliar información y generar un ambiente de confianza para un momento tan importante para el cliente. 

     2. Los servicios digitales, el instrumento para explicar todas las funcionalidades del vehículo a los clientes. Sacar rédito de la tecnología hará que el cliente comprenda su vehículo y tenga la sensación de sentirse informado. Recogida y entrega del vehículo para revisiones de taller, videostreaming de postventa con el cliente, desarrollo de club de propietarios, mobilitysharing interno,  formación permanente…

     3. Aprovechar su conocimiento del cliente para situar al concesionario como un punto de carga de primer nivel. Apostar por la electromovilidad, ampliando el nicho de mercado del concesionario, creando una pequeña/media red de cargadores repartidos estratégicamente por la ciudad. De esta forma, también se estaría relacionando la marca del concesionario con conceptos positivos a nivel social como el cuidado del medioambiente. 

     4. Acercar el mundo de los concesionarios a la gente. Trasladar dichos lugares físicos a la ciudad con espacios efímeros y atractivos que atraigan a los clientes más jóvenes. Básicamente, se trata de construir una cultura del automóvil acorde al pulso de los jóvenes y de aquellos que se sienten más alejados con la automoción. 

comparte...