Claves para arrancar el taller y los servicios de posventa del concesionario tras el coronavirus

MSX International y la Universidad Faconauto señalaron los aspectos fundamentales a tener en cuenta para arrancar la actividad en el taller tras la COVID-19. 

Tras un parón de la actividad de varios meses de concesionarios, servicios oficiales y talleres, es el momento de pensar en cómo será la vuelta a la actividad. Por ello, y a través de un webinar, la Universidad Faconauto y MSX International dieron las claves para arrancar el taller y los servicios de posventa del concesionario tras el coronavirus. 

Los expertos de MSX International que impartieron el webinar destacaron que el objetivo  actual de  talleres y servicios oficiales debe ser analizar tres preguntas: qué ha cambiado, cómo comenzaremos la actividad el día 0 y qué se puede ir preparando para ese día. En ese sentido, quisieron señalar que se plantea una “nueva oportunidad de reconstruir algo mejor” y que es el momento de “reinventarnos” y olvidarnos de un escenario que ya no existe. 

El webinar quiso dar certezas a las anteriores 3 preguntas desgranando cambios que se producirán en diferentes aspectos relacionados con el taller: marketing, revisión de medios, cita previa, recepción y entrega del vehículo, intervención… Explicaban que el coronavirus tendrá un impacto en todos los anteriores procesos y que habrá que adaptarse a las nuevas circunstancias. 

Por ejemplo, los expertos de MSX creen que es fundamental comenzar a preparar aspectos como cuál será el personal necesario en taller, cuántos empleados podrán teletrabajar, cuantificar los mantenimientos de ITV a corto plazo, comunicar la fecha de reapertura… Y otros aspectos como preparar los elementos de seguridad como guantes, mascarillas; definir un protocolo de limpieza de vehículos, adecuar las instalaciones para la comunicación con el cliente…

Gestionar el flujo de clientes y trabajar en equipo

Las previsiones de los ponentes de MSX indican que “los talleres van a tener demanda a corto plazo”. Insistieron en que “la clave va a ser cómo se gestiona ese flujo de clientes con las horas que se trabajarán”. Por ello, ven fundamental preparar una especia de “manual de actuación”. “No puede llegar el día de la apertura y no saber qué hacer o cómo actuar”, subrayan. 

Para lograr una mayor eficacia en la nueva forma de trabajo donde, según indican, el cliente valorará mucho más los aspectos de seguridad que antes, será clave el trabajo en equipo. ”Los cambios debemos hacerlos en equipo. Tienen que entender el porqué de las nuevas formas de trabajo y deben de estar consensuados”. 

Por último, afirmaron que la digitalización será muy importante en el taller. “Los aspectos digitales serán muy importantes en la vuelta a la actividad. Toda tecnología que ayude a ganar seguridad y a mantener la distancia, será bien vista por el cliente”, concluían. 

comparte...