BMW convierte su división “i” en un centro para desarrollar el coche autónomo

BMW ha transformado su división “i”, especializada en movilidad eléctrica, en un centro de desarrollo del coche eléctrico, según informa Reuters, moviéndose con el signo de los tiempos,

Mientras sus rivales, como Tesla o Porsche y Audi, anuncian coches 100% eléctricos en 2017 y 2019, respectivamente, la marca alemana se lo va a tomar con más calma, y ha previsto la llegada de un nuevo modelo totalmente eléctrico en 2021.

BMW se ha visto obligada en cierta manera a cambiar de estrategia después de que el i3 no haya terminado de conectar con el público, contabilizando, por ejemplo, sólo 25.000 ventas el año pasado.

Ahora, en lugar de centrarse en “copiar” lo que hace su competencia, querría desarrollar un eléctrico con la siguiente generación tecnológica: la conducción autónoma.

Esta reordenación llega poco después de que BMW perdiera gran parte del equipo que desarrolló sus dos vehículos eléctricos, que abandonaron la empresa para irse a una startup china llamada Future Mobility.

BMW está contratando expertos en inteligencia artificial como parte del relanzamiento de esta división. Además, está integrando funciones existentes de sistemas de asistencia a la conducción.

Según analistas de Exane BNP Paribas, hasta el año 2020 los vehículos de alta gama, esos en los que la participación del conductor no es en todo momento necesaria, no empezará a ganar terreno hasta 2020, pudiéndose alcanzar los 9 millones de matriculaciones para 2025.

China sería el mercado en el que los coches autónomos se posicionarán a gran escala, apuntan los mismos datos.

comparte...