Aumenta la amenaza de delitos cibernéticos en los concesionarios con la llegada de la pandemia, según los expertos

Con la sofisticación de la tecnología, los concesionarios se enfrentan a una creciente amenaza de los ciberdelincuentes.

La ciberseguridad es uno de los asuntos más importantes que aparece con la llegada del vehículo conectado y la incorporación de tecnología al sector del automóvil. Sin embargo, con ella han aparecido otros riesgos importantes a tener en cuenta como la aparición de delitos cibernéticos en los concesionarios. Además, estos, según los expertos, han aumentado tras la llegada de la pandemia. 

Tal y como recoge Car Dealer Magazine, los delincuentes cibernéticos se están aprovechando de la pandemia realizando intentos de robos de efectivo. Estos se llevan a cabo a través de correos electrónicos y métodos de suplantación de identidad. El delincuente enmascara su dirección de correo electrónico pretendiendo ser el director ejecutivo y solicita que se pague dinero en efectivo a una nueva cuenta.

Esto ha aumentado de forma considerable con la implantación del teletrabajo. “El mayor riesgo para los concesionarios de todos los tamaños, y también lo estamos viendo en otras industrias, es el aumento de los correos electrónicos de phishing”, explica Steve Le Bas, jefe en BDO, empresa especializada en ciberseguridad. 

“Los delincuentes se están volviendo cada vez más sofisticados y se hacen pasar por el CEO pidiendo que se realice un pago de inmediato. Este tipo de solicitudes pueden ser pasadas por alto por los departamentos de cuentas y actuar en consecuencia y perder dinero con mucha facilidad”, señalan. 

Cómo protegerse frente a estos delitos

Ante estos riesgos, existen muchas fórmulas para proteger al concesionario. «Aconsejamos a los distribuidores de automóviles que verifiquen cuidadosamente cada e-mail y tengan procedimientos sólidos para garantizar que se realicen las verificaciones correctas antes de realizar los pagos».

También advierten que los concesionarios no deben tener en cuenta solo los ataques de phishing. Los datos de los clientes están particularmente en riesgo. «Los ciberdelincuentes conocen el valor de estos datos en caso de robo”, explican. 

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad