Aumenta el interés de los españoles por disponer de un coche en propiedad tras la pandemia

Ocho de cada diez conductores en España utilizarán más el coche particular cuando acabe la pandemia, según la última investigación. 

La COVID-19 ha acelerado algunas tendencias de mercado mientras que otras se han estancado. Fórmulas como el carsharing han perdido peso en favor de, por ejemplo, el coche particular. De hecho, así lo afirma una investigación realizada por Carnext donde se asegura que en los últimos meses está aumentando el interés de los españoles por disponer de un coche en propiedad. 

Tanto es así que el  86% de consumidores considera al coche como su principal medio de transporte, frente al 58% antes de la pandemia. Además, el barómetro de movilidad explica que la crisis del coronavirus también ha supuesto un incremento de la confianza en la compra de coches online.

Así mismo, el 57% de los encuestados se muestran más entusiastas a la hora de adquirir un coche de propiedad tras la pandemia. De los países europeos analizados, solo Italia se muestra al mismo nivel de apoyo al coche particular que en España.

El concepto de segunda mano también se ha visto reforzado adquiriendo una nueva dimensión. El estudio registra un importante aumento de interés en este segmento. Concretamente, el 68% de los españoles afirma que ha comprado o ha pensado en adquirir un coche usado en el último año. Este mismo porcentaje es inferior en otros países europeos. La media del continente se sitúa en el 64%. 

Cada vez más concienciados con el medio ambiente

Por otro lado, el factor sostenibilidad ha cobrado también protagonismo en el último año. Las ventajas de la economía circular han ido ganando terreno y conquistando a los compradores de vehículos. Tal y como se comenta en el barómetro, el  92% de los españoles da importancia al cuidado del medioambiente a la hora de comprar un coche de segunda mano.

En esta misma línea también se sitúa Continental. La entidad asegura que los hábitos en favor de la movilidad privada proseguirán durante los próximos meses. Especialmente notable está siendo este movimiento en China. Allí, seis de cada diez ciudadanos (58%) han comprado o consideran adquirir un coche a medio o largo plazo, a raíz del impacto de la pandemia. 

Además, según el índice de consumo de movilidad 2020 de EY, se espera que compradores no tan habituales se sumen a esta tendencia como es el caso de los millennials. En los siguientes meses esta generación representará el 45% de todos los propietarios de automóviles por primera vez. 

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad