Así ven desde el Colegio Oficial de Ingenieros cómo será la movilidad del futuro

En un informe se destaca que la tecnología del vehículo enchufado aún no está madura ya que tiene muchos retos por delante. 

El coche eléctrico ha sido el elegido como el automóvil predominante en el futuro. Por su baja contaminación y por otras facilidades ha ocupado este puesto. Sin embargo, según un informe de la Comisión de Transportes del Colegio Oficial de Ingenieros, aún no cuenta con la tecnología necesaria para convertirse en una alternativa real al vehículo diésel u otras propulsiones. 

Un dato sorprendente de este informe es que, según la investigación realizada, el coche eléctrico “es tan contaminante como el diésel actual; contamina igual o más en lo que se refiere al impacto de las emisiones de gases con efecto invernadero si se tiene en cuenta el ciclo completo de vida del vehículo”. 

Esto significa, que teniendo en cuenta la contaminación que causa la extracción de los materiales necesarios para la fabricación de las baterías, la contaminación de los vehículos eléctricos se asimila a la del vehículo diésel. Sin embargo, el coche eléctrico es mucho más eficaz desde el punto de vista de la polución urbana y sobre todo en trayectos cortos.

Limitaciones en la fabricación de coches eléctricos

Según este informe, aún existen grandes limitaciones en el desarrollo del coche eléctrico que impiden que su uso se generalice. Por ejemplo, algunas de las materias primas necesarias para fabricar las piezas de estos coches son difíciles de encontrar.

Todo ello provocará según el Colegio Oficial de Ingenieros que hasta dentro de 10 años no se producirá una utilización masiva del coche eléctrico. 

El hidrógeno aún no es una opción

En cuanto a los vehículos eléctricos movidos por células de combustible, alimentadas por hidrógeno, indican que no poseen limitaciones de autonomía ni de tiempo de recarga, pero su desarrollo tecnológico y comercialización están todavía muy retrasados. Y a ello se añade el precio del hidrógeno, que es aún muy elevado.

Además, la investigación revela que  los vehículos de combustión seguirán progresando tecnológicamente hacia otras alternativas más sostenibles. Es el caso de los combustibles sintéticos, entre ellos, los procedentes de la biomasa.

comparte...


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad