09 May

Un cliente descontento estrella un Cayenne contra un concesionario Porsche

Resulta evidente que obtener lo que has pagado es un aspecto fundamental de cualquier compra. Eso es lo que defiende un ciudadano taiwanés que ha adquirido un Porsche Panamera Sport Turismo sin los extras que pidió. Sin embargo, las formas que ha elegido para hacerlo no han sido las mejores… Al menos, no le han hecho ganar puntos con la marca ni con la ley.

El caso es que Chu, como ha sido identificado el individuo de 42 años, aceptó pagar los más de 210.000 euros que cuesta su Panamera a tope de extras y que, en su país, tiene un precio base de unos 168.000 euros. Para garantizar el interés en el modelo dejó un depósito inicial de casi 63.000 euros, pero al recogerlo se llevó la sorpresa de que el coche no equipaba la función 4D Chassis Control que había solicitado. Entonces se negó a pagar el resto del saldo y decidió cancelar el pedido.

El alunizaje en el concesionario Porsche, en vídeo

Porsche replicó con una carta en la que le pedía que cumpliera con el contrato o perdería su depósito y esa fue la gota que colmó el vaso de paciencia de Chu. El resultado de su ira ha traspasado fronteras: se aventuró a atravesar con un Cayenne blanco, posiblemente alquilado, la sala de exposición del concesionario Porsche donde realizó su frustrada compra.

La policía le detuvo de forma inminente y fue acusado de poner en peligro la vía pública con intimidación y daños a la propiedad. Tan pronto como fue liberado de la custodia policial se dirigió de vuelta hasta el concesionario, esta vez para negociar con Porsche su situación. La filial taiwanesa de los de Stuttgart le ofreció la devolución de su depósito o dejarle comprar el coche que él había pedido, pero finalmente la negociación no llegó a buen puerto.

Autocasion.com