16 Feb

Faconauto considera que la movilidad sostenible en Baleares pasa por retirar de la circulación los coches más antiguos

Faconauto considera que la movilidad sostenible en Baleares pasa por retirar de la circulación los coches más antiguos

La patronal de los concesionarios Faconauto considera que el modo más eficaz para asegurar a corto y medio plazo una movilidad sostenible en las Islas Baleares es propiciar la retirada de la circulación los vehículos con más de diez años, más contaminantes e inseguros. La edad media del parque automovilístico balear se situó el año pasado en 12,7 años, por encima de la media nacional, que fue de 12,1 años.

Para Faconauto, la movilidad va progresivamente hacia un modelo basado en vehículos de bajas emisiones, que convivirán con las tecnologías de combustión. Ahora bien, la propuesta que recoge el borrador del anteproyecto de la Ley del Cambio Climático y Transición Energética, presentada ayer por el ejecutivo balear, no responde a las necesidades de los conductores ni a esta realidad de mercado, en la que los nuevos  vehículos diésel y de gasolina seguirán siendo en los próximos años una opción muy válida en múltiples situaciones, por su consumo eficiente de combustible y porque los fabricantes están tomando acciones concluyentes para reducir al mínimo su impacto sobre el medio ambiente.

Según la patronal, la implantación masiva de los vehículos eléctricos recogida por el citado borrador será imposible si desde el Gobierno autonómico no se incentiva su adquisición mediante un plan continuado en el tiempo y bien dotado presupuestariamente, en línea con lo que viene haciendo el Gobierno central en los últimos años, y que debe facilitar la extensión también de los puntos de recarga. El año pasado sólo se vendieron 144 coches eléctricos en Baleares, el 0,4% de todas las matriculaciones.

De no ser así, el Gobierno balear, a juicio Faconauto, estará perjudicando a las rentas más bajas, que no pueden acceder a estas nuevas formas de propulsión, así como al empleo local generado por las redes de distribución y reparación. Según su presidente, Gerardo Pérez, “algunas veces los políticos, fuera de la realidad cotidiana, piensan que los usuarios conducen un coche con quince años por gusto, y es porque no tienen la posibilidad de cambiar de coche, con lo que, si esta medida fuera efectiva finalmente cosa que dudamos, el presupuesto asignado en los próximos años para poder aplicar la nueva ley tendría ser infinitamente más ambicioso”.

Invasión de competencias

Desde el punto de vista legal, el borrador de Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética del Gobierno balear invadiría competencias estatales y de la UE, en concreto, la normativa de homologación de vehículos de la UE (el marcado “CE”). La marca CE es como un “pasaporte” para el comercio de un producto dentro de los países de la Unión Europea. Por ello, una vez homologado el producto, ni siquiera los Estados miembros pueden prohibir, restringir o impedir la colocación en el mercado o puesta en servicio de un producto con marcado CE.

Por otro lado, se ve con preocupación que, en esta línea, puedan ir llegando propuestas diferentes sobre del futuro de la movilidad desde otras comunidades autónomas, lo que, eventualmente, distorsionaría la necesaria unidad de mercado y perjudicaría enormemente a los vehículos eficientes, tanto de gasolina como diésel, fabricados en España.

Por ello Faconauto considera esencial que las Administraciones, de la mano de los sectores implicados, aborden los problemas de movilidad y de calidad del aire desde una óptica integral y mediante un plan global y nacional para el automóvil, que debería incluir, entre otras cosas, la citada renovación del parque mediante todas las tecnologías disponibles, hacer un cambio de fiscalidad que propicie la circulación de vehículos con más exigencias medioambientales, repensar los protocolos de actuación ante episodios de alta contaminación, permitiendo la circulación de modelos menos contaminantes e incentivando en tales casos la economía colaborativa (car-sharing) o potenciar el transporte público y el transporte de empresa.

Faconauto es la patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas automovilísticas, de vehículos industriales y de maquinaria agrícola presentes en el mercado español. Representa los intereses de 2.087 concesionarios de turismos y de los que dependen aproximadamente las 1.490 empresas del segundo nivel de distribución (agencias y servicios oficiales), lo que totaliza más de 3.577 pymes de automoción. Estas empresas generan 162.434 empleos directos y una facturación de 32.145 millones.