09 May

La NASA se asocia con Uber para desarrollar vehículos voladores autónomos

La NASA se asocia con Uber para desarrollar vehículos voladores autónomos

La NASA ha firmado un segundo acuerdo espacial con la empresa Uber Technologies para explorar más a fondo conceptos y tecnologías relacionadas con la movilidad aérea urbana (UAM) con objeto de garantizar un sistema seguro y eficiente para el transporte aéreo futuro en áreas urbanas.

Según dicho acuerdo, Uber compartirá sus planes para implementar una red de viaje compartido de aviación urbana. La NASA utilizará lo último en simulación y modelado informático de gestión del espacio aéreo para evaluar los impactos de las aeronaves pequeñas, desde aviones no tripulados de entrega de mensajería hasta aeronaves de pasajeros con capacidad de despegue vertical y aterrizaje, en entornos poblados.

“La NASA está satisfecha de asociarse con Uber y otros para identificar los desafíos clave que afronta el mercado de UAM y explorar los requisitos necesarios de investigación, desarrollo y prueba para acometer esos desafíos”, dijo Jaiwon Shin, administrador asociado de la misión de investigación aeronáutica de la NASA.  “La UAM podría revolucionar la forma en que las personas y la carga se mueven en nuestras ciudades y fundamentalmente cambiar nuestro estilo de vida al igual que los teléfonos inteligentes”.

En su instalación de investigación en el aeropuerto internacional de Dallas Fort Worth (DFW), la NASA utilizará los datos suministrados por Uber para simular un pequeño avión que transporta pasajeros mientras sobrevuela el espacio aéreo DFW durante el tráfico aéreo programado. El análisis de estas simulaciones identificará los problemas de seguridad cuando estos nuevos aviones salgan al aire en un sistema de control de tráfico aéreo ya probado.

“El nuevo acuerdo de acción espacial que amplía la asociación de Uber con la Nasa es emocionante, porque nos permite combinar la experiencia de ingeniería masiva de Uber con décadas de experiencia en materia de múltiples dominios que son clave para permitir la movilidad aérea urbana, comenzando con los sistemas de espacio aéreo”, dijo Jeff Holden, jefe de producto de Uber.

A medida que las pequeñas aeronaves se introducen en el mercado, la NASA quiere asegurarse de que lo hagan de manera segura, con niveles aceptables de ruido y sin sobrecargar el actual sistema nacional de control del tráfico aéreo. Con este fin, la agencia está aprovechando la investigación aeronáutica en curso en áreas que incluyen: gestión del tráfico del Sistema de aeronaves no tripuladas (UAS) a baja altura, integración de UAS en el Sistema Nacional de Espacio Aéreo, desarrollo de aeronaves de clase aeronáutica general completamente eléctrica, despegue vertical y aterrizaje de aeronaves, seguridad en todo el sistema y otros.