14 Nov

¿Se olvida el hidrógeno como agente para reducir el CO2?

¿Se olvida el hidrógeno como agente para reducir el CO2?

El Consejo de Hidrógeno ha publicado un estudio del que se extrae que una quinta parte de la energía consumida en 2050 podría ser proveniente del hidrógeno, lo que podría suponer una ayuda en el objetivo de reducir las emisiones de CO2. No obstante, esto iría acompañado de una inversión de unos 280.000 millones de dólares.

El principal objetivo de la Unión Europea, como hemos visto la semana pasada (menos humos para Europa: la CE quiere frenar las emisiones), es reducir en gran medida las emisiones de CO2 en el continente.Algo que, por otra parte, se busca a nivel mundial con el Acuerdo de París, sellado por Naciones Unidas a finales de 2015. Esto repercute de forma muy directa en la industria del automóvil, cuyos constructores deberán -si finalmente la propuesta de la Comisión Europea se aprueba- aminorar las emisiones de los vehículos nuevos hasta en un 30% para 2030, con respecto a los niveles que se registren en 2021.

Para ello, muchas administraciones están tratando de fomentar el transporte público en las ciudades y los vehículos ecológicos, pero en numerosas ocasiones se enfocan de modo primordial en los eléctricos, algo que deja a otros tipos de vehículos eficientes, como los híbridos o los de pila de hidrógeno, apartados. Es cierto que de todos ellos, los eléctricos son los menos contaminantes, pero también es verdad que los otros cuentan con unas ventajas para el usuario que en los eléctricos se tornan como desventajas -y viceversa-.

Hidrógeno: la quinta parte de la energía consumida en 2050

Sistema de almacenamiento del hidrógeno en baterías de Prius.1
Sistema de almacenamiento del hidrógeno en baterías de Prius.

El Consejo del Hidrógeno, del que forma parte Toyota entre otras muchas marcas, acaba de publicar un estudio (llamado Hydrogen, Scaling up) con el que reivindica la importante aportación del hidrógeno en la transición energética. Del análisis se extrae que este elemento químico podría suponer una quinta parte de la energía total consumida en 2050, lo que valdría para reducir las emisiones anuales de CO2 en unas seis gigatoneladas -respecto a los niveles actuales- y “para contribuir en un 20% a la reducción necesaria para limitar el calentamiento global en dos grados Celsius.”

De igual forma, el conjunto de expertos sobre hidrógeno prevé que podría alimentar entre 10 y 15 millones de turismos y medio millón de camiones en 2030, además de tener suministro en otros sectores como el industrial, calefacción y almacenamiento.

Importante inversión para reducir las emisiones

Depósito de hidrógeno en un Mazda RX8.1

En total, este análisis pronostica que la demanda anual de hidrógeno podría multiplicarse por 10 para 2050, lo que supondría casi el 20% de la demanda energética final total en el escenario de dos grados de 2050. Aunque, eso sí, para cumplir con estas previsiones se necesitaría una inversión de 280.000 millones de dólares, que podría ser fraccionada en 20.000 o 25.000 millones anuales hasta 2030.

A este respecto, el presidente de Toyota Motor Corporation y copresidente del Consejo del Hidrógeno, Takeshi Uchiyamada, ha manifestado que el mundo del siglo XXI debe avanzar hacia un uso generalizado de energías bajas en carbono. “El hidrógeno es un recurso indispensable para conseguir ese avance, porque se puede utilizar para almacenar y transportar electricidad de origen eólico, solar y otras fuentes renovables, que luego se puede emplear para el transporte y muchas otras cosas. El Consejo del hidrógeno ha determinado siete funciones para el hidrógeno, y por eso animamos a gobiernos e inversores a otorgarle un papel destacado en sus planes energéticos. Cuanto antes pongamos en marcha la economía del hidrógeno, mejor, y todos apostamos por hacerlo realidad”, ha apuntado Uchiyamada.

Christian García para: